Sobre nosotros

 

¿Quiénes somos?

Nosotros, Marieke Hart y Jan Thij Bakker, fundamos Thuisafgehaald en Marzo de 2012. Vivimos en Utrecht Oeste y somos padres de Kaatje y Evi. Somos emprendedores comprometidos socialmente. Nos encanta la buena comida y cocinar y creemos en, ¡compartir!. Debido a la calurosa acogida, cada vez estamos más inspirados por el poder de compartir platos. Además de Compartoplato, Jan Thij trabaja para la empresa de internet Quizworks, especializada en juegos online (http://www.onlinequizcreator.com). Marieke es formadora/asesora senior de ciudadanía global en NCDO (Organización holandesa dedicada a la ciudadanía global y la cooperación internacional). Se ocupa de fomentar el compromiso para un mundo mejor.

 

Nuestra historia

 

Marieke Hart

 

Desde nuestro jardín, solíamos oler lo que nuestra vecina estaba cocinando. Estábamos intrigados por el olor que venía de su cocina, teníamos curiosidad por lo que cocinaba y por saber quién era. Así que nos atrevimos a pedirle si podíamos probar su comida un día y a ella le encantó la idea. Ese mismo fin de semana pasamos a su casa con algunos euros y volvimos con tres deliciosos platos de sopa de calabaza. Así nos dimos cuenta de que compartir comida era una muy buena forma de conocer a tus vecinos. Otros vecinos también empezaron a participar. Todos estaban entusiasmados así que decidimos intentarlo y construir una plataforma online que permitiera a todos en Holanda compartir comida con sus vecinos. Así es como empezó Shareyourmeal.

 

Nuestro sueño

La idea que subyace detrás de Shareyourmeal es que comer une a la gente. Esperamos conectar vecinos a través de Shareyourmeal. Además, queremos prevenir el desperdicio de comida, ya que una cantidad increíble de comida se tira anualmente en Holanda. Y finalmente, también nos gustaría animar a la gente a comer sano. Compartoplato ofrece una alternativa saludable, deliciosa y da la oportunidad de conectarse con otros para comer. Esperamos que cada noche, muy pronto la gente sea capaz de recoger una deliciosa comida de alguno de sus vecinos, en Holanda.

Pero también fuera de aquí, porque estamos muy ocupados lanzando este proyecto en otros países. Por ejemplo, Compartoplato.es en España, Acomidadavizinha.pt, Shareyourmeal.net y Teildeinessen.at ya están en activo. ¡Nuestro sueño es convertir el compartir comida en una tendencia a nivel mundial!

 

Espíritu emprendedor social

Consideramos Compartoplato como una empresa comprometida socialmente: somos emprendedores que aspiran a mejorar el mundo. Le damos un enfoque profesional pero nuestro principal objetivo es social. Definimos beneficio en un sentido más amplio que el meramente financiero. Que consiste en el valor añadido social y de sostenibilidad que ofrecemos a la sociedad.

Obviamente necesitamos fuentes de ingresos que cubran nuestros gastos. Para el primer año recibimos el capital inicial de la Fundación DOEN. Ahora necesitamos mantener nuestra situación económica. En esta tarea, nuestro objetivo es combinar un enfoque más comercial (mediante patrocinio, publicidad y suscripciones pagadas) con el carácter social de nuestra plataforma vecinal.

 

Economía colaborativa.

A través de internet podemos conseguir lo que solía ser habitual: compartir. En otras culturas es aún costumbre cocinar grandes cantidades por si aparece alguien. Dejarse caer por casa de alguien ya no es costumbre en Holanda. Compartoplato hace que compartir comida sea posible otra vez.

Por eso, Compartoplato encaja tan bien en la tendencia a la economía colaborativa. Cada vez más consumidores trabajan juntos prestándose, intercambiando, alquilando o vendiéndose cosas, dinero y servicios entre ellos. Cds y libros se intercambian online mediante Swaptree; la gente alquila su coche a otros mediante Snappcar y mediante Peerby los vecinos pueden prestarse o alquilarse cosas como la taladradora. Estas iniciativas hacen que las tradicionales líneas divisorias entre productor y consumidor desaparezcan. La tecnología online permite adecuar la oferta y la demanda entre los consumidores a nivel local. En esencia se trata de que algo valioso (como las sobras) acabe donde se necesitan.

¡La economía colaborativa hace nuestra sociedad más social y más sostenible! ¡Una tendencia de la que merece la pena formar parte!

 

Algunos comentarios de usuarios

Estamos sobrepasados por la cantidad de respuestas entusiastas e historias bonitas de cocineros y comensales. Queremos compartir algunas con vosotros.

 Claudia, cocinera: “Disfruto mucho: ¡puedo usar mi creatividad, agradar a la gente con buena comida y recibir buenos comentarios!. El contacto con la gente es también estupendo. El otro día un comensal que vino a recoger un plato arregló mi portátil y otro cuidó a mis gatos este verano”.

 Madre de Bente, cocinera: “Bente tiene 8 años y tiene síndrome de Down. Le gustaría ser cocinera de mayor. Gracias a Compartoplato ahora la conocen en el barrio y ven su potencial en lugar de sus limitaciones. Para Bente también es un incentivo para ayudarme a cocinar más a menudo”.

 Sra. Harders, cocinera: “En el último momento un amigo nos dijo que no venía a cenar, así que tenía muchas sobras de sopa de tomate. Lo pusimos en Compartoplato y una hora después un vecino vino a casa. También le dimos una baguette con mantequilla de hierbas y un kiwi para añadirle vitaminas a la comida. Ya estamos mayores pero de este modo todavía podemos participar en lo que está ocurriendo en nuestro vecindario. No nos hemos metido por el dinero, sino para sentirnos bien”.